Demon Bear, el miedo mismo en Marvel

Han pasado ya dos años desde que la cinta Nuevos Mutantes era anunciada y preparada para dar el salto definitivo que FOX pretendía consagrar con su universo cinematográfico de Mutantes de Marvel, el cine de clasificación R+ y con esta cinta en particular, pretendían explorar el genero del suspenso y horror en algo poco común para eso, los superhéroes, aunque sólo por apariencia, ya que no veríamos temas heroicos como tales, sino algo mas sombrío y oscuro, hasta que Mickey Mouse y la maquinaria imbatible de dinero que es Disney vino a arruinar muchas esperanzas de esto. Y no, no es broma ni un comentario de algunos fanáticos ardidos, realmente y en palabras de Kevin Feige y Trin Thran, 'Marvel ahora solo ira en el camino correcto' y eso significaba dejar atrás toda posibilidad de algo más maduro, ya que lo maduro no vende tanto como lo comercial. Pero pese a todo eso, por fin hemos visto un nuevo avance de la película que tanto nos han prometido, la cual desgraciadamente ahora sabemos, sufrió recortes, regrabaciones y ediciones para “verse más ligera y accesible a más público”, pero que, de igual manera, sigue con la promesa de ser algo diferente a lo usual que maneja Disney con Marvel. Aún es pronto para emocionarnos o enojarnos más, pero lo que Josh Boone nos ha adelantado en sus propias palabras, es el material original del que tomo la inspiración para la cinta, el Demon Bear.



Una historia para que los personajes olviden, pero los fanáticos recuerden por siempre



Dani Moonstar, miembro de los Nuevos Mutantes y predispuesta a ser líder de campo, había comenzado a tener pesadillas recurrentes y terrores nocturnos, la mayoría en relación a su herencia como nativa americana de los Cheyenne, ya que era atormentada por el recuerdo de un demonio que, en forma de visiones, le hizo ver el asesinato de sus padres, lo cual dejo de ser una visión y se volvería una realidad. Con el tiempo, y con sus habilidades mutantes desarrollándose, Dani decide enfrentar a su miedo más grande y siguiendo las tradiciones antiguas de su gente, se interna en el bosque de Westchester a los alrededores de la Mansion X sin nada mas que un arco y su carcaj, con pintura en su rostro para la batalla. Y dicha batalla, es invocar al demonio que masacro a sus padres y causante de sus miedos más profundo, el cual, de acuerdo a las tradiciones antiguas de los Cheyenne, toma la forma de un animal, un espíritu salvaje, cruel y alevoso en forma de oso, el Demon Bear. La batalla no sale como Dani hubiera deseado y es cuando termina siendo auxiliada por sus compañeros de equipo, quienes tampoco logran hacer mucho con la feroz entidad, la cual los lleva a su realidad, donde se alimenta de los miedos y los deseos más oscuros de la humanidad. Lo que representara una dura pelea para los jóvenes mutantes, no sólo físicamente, sino también en el terreno emocional y moral, saliendo victoriosos entre comillas, ya que primero, serán rotos en todos los sentidos.



Horror en un género diferente



Escrita por Chris Claremont, considerado el más grande escritor de mutantes y dibujado por Bill Sienkiewicz, quien ese momento estaba en su apogeo del arte experimental en superhéroes, la historia del Demon Bear claramente no era para nada un cómic de superhéroes y estaba demasiado lejos a lo habitual que leíamos, no solo en Nuevos Mutantes, sino en cualquier titulo X o de la Marvel misma, esto estaba varios niveles por encima de lo usual. Concebida para ser una historia “más” en el titulo de los Mutantes, el propio Claremont y Bill, incluían un mensaje para los lectores y editores mismos que rezaba “NO MAS NENES X” así, con mayúscula y una actitud desafiante. Esto porque, pese al éxito que el cómic estaba obteniendo, seguía siendo una sombra mas dócil de los X MEN y el autor se había cansado de eso, era momento de mostrar que este equipo podría lucirse por sí solo si le daban la oportunidad de escribir una historia que sacara lo mejor y peor para el público, cosa que consiguió por completo. A diferencia de muchos villanos del universo Marvel (o DC incluso), Demon Bear no fue un enemigo cotidiano o seguido de los jóvenes mutantes, sino que aparecía esporádicamente durante varios años, pero no por poca popularidad, sino por que el mismo Claremont lo diseño con la intención de que fuera material para poco uso y que cuando sucediera, fuera efectivo y causara un shock como el inicial. Hasta años recientes que lo vimos de nuevo, reencontrándose con varios miembros de los Nuevos mutantes, ahora crecidos y como miembros de Fuerza X, que Demon Bear se vio cara a cara con una rival de temer, Psylocke y la cual, al no poder derrotar al demonio, opto por “domarlo”, ya que era la única manera de mantenerlo a raya. Este breve historial nos augura algo bueno y positivo de la cinta a estrenarse próximamente por parte de Fox, ahora secuaz de Disney, que esperamos pese a todo el recorte que sufriría, se pueda hacer un buen uso del horror psicológico que la historia base ha presentado. Es pronto para cantar victoria, pero si este será el filme final de las X en FOX, solo deseamos que no lo arruinen como lo fue con DARK PHOENIX.


Tags: geek cómics Marvel Marvel Comics Demon Bear