Ingresa a un restaurante, se hace de comer y luego toma una siesta

El crimen también tiene que dormir y comer
Un hombre ingresó a la sucursal de un restaurante de comida rápida y se preparó una merienda y procedió a tomar una siesta en la cocina.

El crimen ocurrió el 25 de diciembre de 2019 en una sucursal de Taco Bell ubicada en Lawrenceville, Georgia, Estados Unidos, cuando un hombre ingresó al restaurante cerrado a través de la ventana de autoservicio y procedió a encender una freidora y se preparó una merienda.

Tras acabarse su comida, el sospechoso se tiró al piso y tomó una siesta de tres horas, y cuando despertó se robó una computadora portátil y una tableta que había en el restaurante y se retiró del lugar aproximadamente a las tres de las mañana.

El ladrón aun no ha sido identificado por las autoridades pero el video de su acto criminal se volvió en redes sociales, provocando que algunos usuarios realizaran bromas sobre lo ocurrido.

Tags: WOW crimen Estados Unidos