Le extirpan casi todo el hígado por cáncer y resulta que no era necesario

No tenía cáncer, sino una tenia
A Cassidy Armstrong, de 36 años y quien vive en Alberta, Canadá, le extrajeron el 65% de su hígado como parte de un tratamiento para un "cáncer raro" que aparentemente no tenía cura. Sin embargo, un nuevo reporte reveló que los síntomas que padecía eran causados por un parásito, no por cáncer.

De acuerdo con Global News, la paciente comenzó sintiendo un fuerte dolor en las costillas a finales del año pasado, además de pérdida de peso. Tras una resonancia magnética, le encontraron una masa en el hígado y le diagnosticaron un extraño cáncer terminal.

"Básicamente me estaba preparando para morir. No se veía bien. Estaba bastante triste y aterrada", cuenta ella.

Tras extirparle el 65 % del hígado, toda la vesícula biliar y algunos nódulos de los pulmones, los resultados de la biopsia indicaron que la masa era en realidad un quiste, creado por la tenia Echinococcus multilocularis, un parásito generalmente presente en las heces de coyotes o perros.

Doctores creen que el organismo se alojó en el cuerpo de la mujer desde hace 10 años. Ahora ella continúa tratamiento y se estima que se recupere con una esperanza de vida relativamente normal.

Tags: WTF Canadá