Prodigy, un comic muy duro

Cualquier fan de cómic que se preste a ser un conocedor del noveno arte moderno, está más que familiarizado con el estilo narrativo del escritor Mark Millar y de lo que se puede encontrar en las páginas de una historieta que tenga su nombre, un guión repetido más de una vez, pero contado de forma diferente y tergiversado a la manera del escoces loco quiere decírselo al mundo y que, muchas veces le funciona, dándonos verdaderas joyas malditas de los cómics. Eso es justo lo que viene a presentarnos esta vez con su obra Prodigio, (Prodigy) la cual estaba destinada a pasar desapercibida entre los fanáticos y con algo de culpa de los cómics tradicionales de super héroes de las grandes ligas, lo cual no fue así.

Gracias al efecto “boca en boca”, varios lectores que le dieron el visto bueno a este cómic, fueron recomendándolo poco a poco y transmitiendo la palabra del señor Millar hasta hacer suficiente ruido para el muchos más, leyeran lo que este título prometía.

Un don, un prodigio, la inteligencia



Edison Crane, nació con una inteligencia privilegiada. Desde niño fue desarrollando su cerebro y astucia a niveles que sólo pueden ser soñados por los hombres y mujeres más listos de la historia. Su mente trabaja tan rápido que era capaz de predecir desastres astronómicos, entender el caos y el orden gracias a formulas matemáticas, es un compositor excepcional, conoce todos los idiomas hablados y por hablar de la humanidad, además de ser un genio científico en todo su esplendor y por supuesto, estar en el pináculo de las capacidades y habilidades físicas de un ser humano.

Esto lo ha puesto en el ojo de diferentes gobiernos del mundo para solicitar su ayuda en momentos sumamente complicados y que no pueden ser siempre resueltos con dinero o con guerras, básicamente, Edison se encarga en secreto de hacer que el mundo siga girando como debe de ser para que el equilibrio funcione. Es aquí donde Edison es requerido para la búsqueda de un criminal especial, uno que probara estar a la altura de las cualidades del Prodigio, el sobre nombre de Edison.

Un asesino misterioso ha comenzando a asesinar personas por todo el mundo, aparentemente por una razón especial, la cual no puede ser dicha al mundo, pero que se relacionan con secretos muy sucios de una antigua secta dedicada a la dominación mundial a plena vista de la sociedad y dar paso a una posible invasión sobrenatural. Este misterioso asesino es tan inteligente como Edison, pero que está decidido a mostrar que el mucho mejor que él y que una vez que se alcanza la suficiente inteligencia sobre si mismo, se es libre y que nada puede ponerte un límite. Edison acepta a regañadientes en un comienzo, pero conforme avanza y comienza a conocer más las motivaciones y razones, tanto de sus contratadores como de su objetivo, entrara de lleno en la misión, solo para probarse más a si mismo.

Un autor desafiándose a sí mismo



¿A que se debe el éxito de Mark Millar cada vez que vende un guion? Si sus argumentos siempre son una historia ya conocida como se menciono al inicio. Es simple, la manera de estirar al extremo la idea. Básicamente, estamos viendo el concepto de Bruce Wayne en Edison Crane, pero llevado más allá del limite y la idea de proteger al mundo, más por desafío propio contra su inteligencia y destreza, que por otro motivo.

Millar abusa en todo momento de esto para crear la atmósfera alrededor del protagonista y del villano mismo, el cual, por cierto, comienza a ser una idea también muy repetitiva en las historias de Millar. Hace el mal, por que esta aburrido, por que puede o por que es lo que su placer le pide.

El cómic, pese a ser un fracaso de ventas inicial, ganó un notorio numero de fanáticos que le fue haciendo justicia poco a poco hasta ganar el lugar en el que esta dentro del top de las mejores historias de Mark Millar. Hoy es bastante fácil de conseguir en nuestro idioma y sirve para sacudirse un poco tanta historia de superhéroes a largo plazo si uno busca una buena alternativa.

Tags: geek cómics Prodigy