Trágicas rupturas amorosas en los cómics

Seguimos en el mes del Amor y la amistad, algo que debería durar de hecho mucho más que sólo la celebración del día o del mes, y no como en los cómics y varios de sus personajes más populares, quienes de una u otra manera, se nos ha demostrado que el amor no es para todos.

De muchas maneras, siempre es gratificante leer de fondo la historia romántica o solo pasional, entre dos personajes de nuestras historietas favoritas. Desde un simple coqueteo que puede llegar a una relación seria o una clara tensión sexual que vuelve más emocionante a los héroes y villanos por igual, pero por el preciso hecho de tratarse de superhumanos, muchas veces va siendo complicado mantener una relación amorosa con una vida complicada como un vigilante o criminal. Por cierto, este top no lleva un orden particular, pero igual cada pareja dolió en su momento a los fanáticos de una u otra forma.

Superman y Lois Lane



Iniciando fuerte el conteo, la pareja de oro de los cómics. El Primer superhéroe y el más grande de DC y su eterna enamorada, la hermosa y audaz reportera Lois Lane, quien rechazaba a Clark Kent, pero amaba en secreto a Superman sin saber que eran la misma persona. Fueron décadas para verlos por fin como marido y mujer en un feliz matrimonio, al menos hasta la renovación completa de la editorial en NEW 52, donde se optó por separarlos y rehacer a Superman como un héroe con otros intereses amorosos más de su nivel, como fue el caso de la Mujer Maravilla con quien tuvo una relación bastante larga. Actualmente, eso quedo atrás y nuevamente tenemos a Lois y Clark juntos, incluido un hijo, pero en su momento esta ruptura fue objetivo de mucho odio por parte de los fanáticos y creativos de DC por igual.



Wolverine y su prometida Mariko Yashida



En sus propias palabras, tras una vida de sufrimiento, violencia, guerras, sangre, dolor, es decir casi solo vivir para matar, James Howlett, es decir Logan, por fin parecía haber encontrado algo de paz en su vida, al conocer a la hermosa Mariko Yashida, hija de uno de sus más grandes enemigos y líder criminal de Japón, Lord Shingen. Ella sentía admiración por Wolverine, al verlo más como un guerrero que como un asesino y entender el dolor que existía dentro de él, en especial después de derrotar a su padre. Ambos iniciaron una relación amorosa, y el amor de Mariko fue tan fuerte sobre Wolverine, que este mismo había decidido renunciar a los X-Men y a su vida como aventurero para poder casarse con Mariko. Por desgracia, las cosas terminaron muy mal para ambos, ya que un viejo enemigo de los X, Mastermind, manipuló a Mariko el día de la boda para que terminara con Logan en pleno altar.



Aunque al final se descubrió la verdad, el final fue más doloroso para ambos, cuando Wolverine se vio obligado a matar a su amada por petición de esta misma para evitar sufrir por envenenamiento de un clan rival.

Spider Man y Mary Jane Watson, un distanciamiento que aún duele



Para salvar la vida de su Tía May tras recibir un disparo que era para él, Peter Parker recurre a todos los medios humanamente posibles para salvarla, tanto la ayuda de su viejo mentor y ahora enemigo Iron Man como de su aliado mágico, el Dr.Strange. Todo falla, sólo le espera un destino a su tía y es la muerte. Spidey no soporta esto y en un momento de desesperación total, acepta un trato con el diablo para salvar la vida de May. Pero no será su alma lo que deberá entregar, sino algo mucho mas valioso para el mismo, su amor por Mary Jane, la cual, a su vez, está recibiendo la misma oferta. Ambos deciden aceptar con todo el dolor de su corazón, incluso ven todos y cada uno de sus posibles futuros juntos que se han perdido por la decisión, incluida una hija que jamás tendrán. Su matrimonio jamás ocurrió, nunca se casaron y ambos continuaron sus vidas separados. Aunque han tenido reencuentros y acercamientos personales, a la fecha esta relación que duro años y era una de las más emblemáticas en los cómics, sigue perdida.



Spider Man (sí, otra vez) y Black Cat



Antes de casarse con Mary Jane y cuando ya era un adulto, Spidey tuvo una larga relación con la ladrona Black cat, misma a la que ayudó a reformar para convertirla en su aliada. Sin embargo, las cosas no funcionaron realmente tan bien como se esperaba, pues Felicia, el verdadero nombre de Black cat, no estaba interesada en Peter Parker y sólo amaba a Spider Man, al punto que ella rechazaba que este se quitara la máscara, incluso le repudio en más de una ocasión el revelarle su identidad secreta. Este hecho hizo por cansar y afectar a Peter y comenzaron a distanciarse hasta que el no pudo más y decidieron cortar lazos. Tiempo después, Peter y Mary Jane se comprometieron y él continuó con su vida, pero dejando un hueco muy doloroso en Felicia y en los fanáticos que estaban seguros, seguirían juntos.



Wonder Woman, más vale sola que...



Quizá, el caso más lamentable e irónico de la lista, en especial por tratarse de una guerrera que profesa el amor, aun cuando recurra a la guerra para ello. La princesa Diana ha tenido desaires amorosos que la dejan desmotivada y hasta sus propios lectores les entra demasiada empatía por verla fracasar una y otra vez. Desde el primer amor que fue Steve Trevor, el primer humano que Diana vio siendo una mujer. Los intentos de que algo entre ella y Batman sucediera y no sólo amistad o compañerismo, pero dichos intentos terminaron muy mal, hasta el distanciarlos y finalmente, el propio Superman con el cual, si tuvo un romance, pero que no continuo cuando este murió y fue reemplazado por una versión más madura de sí mismo de otra realidad, el cual aun estaba casado con Lois Lane y tenían un hijo, no había nada de amor por Diana. Además de algunos romances ocasionales que hemos visto a lo largo de los años, entre flashbacks como guerrera del Olimpo u otras realidades alternas, tanto con compañeros como enemigos, además de una ocasión en que busco amor en brazos de otra mujer, La Mujer Maravilla simplemente pareciera no haber sido hecha para el amor.



Tags: geek cómics rupturas amorosas Marvel DC Cómics