DCeased: Imposibles de matar.

Hace poco menos de un año, DC Comics lanzó una historia fuera de canon bastante interesante sobre un apocalipsis zombi en su mundo. Sí, algo trillado y por demás gastado por donde lo veamos, pero que tuvo un éxito considerado entre los más devotos lectores, esto por girar el argumento y origen del virus que ocasiona todo el caos, el internet y todo lo electrónico. Aunque al final, los héroes perdieron, la verdad es que la saga daba para más y era claro que tras el ingreso de las ventas que obtuvo, veríamos una secuela inevitablemente. Pero, si ya gastaron casi toda la premisa en ver fallar a la Liga de la Justicia combatiendo a héroes y humanos sedientos de sangre y carne, ¿qué más se podría ofrecer a la trama? Fácil, mostrar el lado de la devastación desde la perspectiva de los villanos, los cuales ya no tienen un mundo que conquistar, sino intentar salvar o morir en el intento.

Es un caos y alguien debe limpiarlo



Tras los sucesos que llevaron a la derrota de Darkseid y que éste infectara accidentalmente a Cyborg con un virus tecnológico que afectaba a los humanos y volverlos seres salvajes, caníbales y carroñeros, la Liga de la Justicia también fue infectada poco a poco y los sobrevivientes que quedaron en la tierra, ahora deben intentar salvarse de los infectados, siendo hasta ahora el mayor problema la Mujer Maravilla, quien se suponía seria la esperanza final, pero incluso ella falló en detener a Superman ya infectado y ahora todo apunta a que será ella, el mayor mal a combatir.



Sin embargo, en medio de todo el desastre y la matanza, hay un sobreviviente en particular que ha logrado sobreponerse a los caníbales y los superhumanos infectados por igual, Slade Wilson alias Deathstroke, quien, al parecer, es inmune a la infección. Asumiendo que no todo este perdido y que al buscar los restos de Cyborg podría haber una posible cura, Wilson tendrá que ver la manera, no sólo de salvarse a si mismo, sino a lo que queda de la humanidad. Pero para su sorpresa (y nuestra) hay otros humanos que están tratando de sobrevivir y han girado sus intereses, los que una vez fueron considerados villanos y criminales, algo que ya no tiene sentido en un mundo donde ya no importan las leyes, deberán unirse para luchar por lo que queda por salvar. El primero en entender esto a la peor forma posible, es Jason Todd, alias Red Hood, cuando llega a la mansión Wayne y encuentra los cadáveres de quienes fueran su única familia, Batman, Robin y Nightwing, de forma respetuosa y con sentimiento, Jason sepulta a Bruce Wayne, Tim Drake y Dick Grayson, para lanzarse a la búsqueda de sobrevivientes y prepararse para la lucha contra Diana y los caníbales que encuentre. Pero su solitaria búsqueda solo arroja más cadáveres que le duelen como el jamás pensó, esto al ver a los cuerpos de Elena Bertinelli, Selina Kyle, Betty Kane y Barbara Gordon, Las aves de presa (las de verdad, por cierto) Cazadora, Catwoman, Batwoman y Batgirl. Pero como premio de consolación, Jason encuentra el cadáver del Joker y decide humillar y mancillar dicho cuerpo, al usarlo como “trofeo” sobre el batitanque.



Ahora que lo último de lo que alguna vez fuera Jason Todd esta sepultado con su “familia”, solo le resta Red Hood y siguiendo los pasos de su alguna vez Padre adoptivo, decide reunirse con el resto de superhumanos restantes, los otros villanos y preparar un plan para erradicar de una vez por todas a los zombis… O morir en el intento.



Más Sangre, más violencia, menos humanidad



Siendo diseñada por el propio autor original de la primer DCaesed, Tom Tylor, “difíciles de Matar” expandirá lo suficiente la historia del universo DC tras la plaga zombi de la fallida ecuación anti vida de Darkseid, pero dado su exitoso resultado de la primera saga, la editorial no parece haber dudado en darle una libertad creativa mucho más interesante. Este nuevo arco pretende no centrarse tanto en la historia o trama, esa ya quedo establecida, sino que ahora busca ahondar más en el estilo “survival horror” propio de una cinta del genero de horror tras un inesperado apocalipsis. El usar a los villanos ahora como el ultimo recurso en pie para salvar al mundo, es un as bajo la manga muy llamativo, que si bien no es tampoco nuevo, si resulto bastante atractivo para el guion. Aun queda ver si esta secuela funcionara tan bien como la obra original, pero de acuerdo con las ventas de los primeros números, todo apunta a que es un cómic que no deberías dejar pasar.

Tags: geek cine DC Comics