Películas Anime de culto de los 90 que no pasan de moda

Hablar de anime siempre debería tener como un recurrente o mínimo una referencia, a las obras de culto que han logrado sobresalir más allá de su público natal y que terminan rompiendo fronteras y a las que ni el tiempo, logra palidecer. Hay varios ejemplos de este tipo de animaciones, no sólo japonesas, pero esta vez nos centramos un tanto en aquellas que han logrado justamente eso, la palabra clave, “culto”, es decir las que han amasado una cantidad inmensa de fanáticos maduros como jóvenes por igual y que si bien, ya tienen algún tiempo de haberse creado, al día de hoy, la gente las sigue buscando o conociendo y aun logran provocar ese impacto tan especial en los fanáticos, ya no sólo del anime, sino de la ciencia ficción en general. No es un top y por lo tanto, no llevan un orden especifico.

PERFECT BLUE (1998)



La trama narra la vida de una chica Idol que ha renunciado a su grupo musical para dedicarse a la actuación, algo que suena bastante sencillo y sin mucho problema, de hecho, es tan simple que no pareciera justificar el éxito que consiguió, de no ser por el giro de tuercas con la que la historia de Mima, la protagonista, que se pone a jugar con el espectador y los personajes.

Nada será fácil para ella ahora que intenta triunfar por su cuenta y que lento pero seguro, pareciera ir directamente hacia la locura en su afán de alcanzar el estrellato. Entre un argumento, aunque lento, pero perfectamente estructurado y un plot twist chocante, que a la fecha sigue dando de qué hablar entre los que han visto la cinta, PERFECT BLUE se juega el arte gráfico por la historia y da un resultado por demás excelente. Dato extra, este filme es usado en algunas escuelas cinematográficas y de arte sobre obras relacionadas con la 'obsesión'.



X 1999 (1996)



Tres amigos, dos de ellos destinados a matarse mutuamente por el bien o la caída de la humanidad y una de ellas, mientras que la chica, será la detonante de escoger un bando y no no hay opciones. El destino de cada uno está sellado desde su nacimiento.

Basada en una obra inconclusa del estudio de mangakas CLAMP, X fue en su momento y es justo decirlo, la cinta de anime más vista de su generación, ya que venia de ser la adaptación más esperada de dicho grupo y tenía unas muy altas expectativas. Es cierto que tuvo muchos cambios drásticos a lo que el manga ofrecía, pero conservó lo necesario de éste para poder llevarla a la pantalla grande sin problema. Sigue siendo considerada como la “verdadera obra maestra de Clamp” en distintos círculos de fans que aún esperan poder leer algún día el final, pero en tanto eso ocurra o no, la cinta consigue engancharte de inicio a fin.



Susurros del corazón (1995)



Shizuku, no tiene más planes para sus vacaciones que no sean pasar leyendo todos los libros de la biblioteca de su pueblo. Puede sonar algo aburrido para el resto, pero para ella es una pasión y decide conseguirla. Se encierra día tras día para leer un libro nuevo o más de uno de ser posible, todo normal, hasta que descubre que las fichas de lectura del lugar tienen un nombre que se repite en los mismos libros que ella está devorando, el aprendiz de lutier, Seiji. Un joven que quiere aprender una técnica perfecta para la creación y reparación de violines, lo que creará una especie de curiosidad inocente en Shizuku por conocer al muchacho, lo que poco a poco convertirá una amistad ocasional en algo mucho más fuerte.

Considerada como la obra perdida del genio Hayao Miyazaki para el estudio Ghibli, ya que su estreno fue en 1995 y aunque logro una buena acogida en Japon, no fue sino hasta bien entrada la década del 2000 que el resto del mundo pudo contemplar dicha obra. Esto le paso a muchas cintas es verdad, pero lo que sobresale de este filme fue el guion tan sencillo y simple de lo que puede ser una amistad convirtiéndose poco a poco en amor, además de la calidad de la banda sonora y una animación convencional pero más que satisfactoria. Al día de hoy, de acuerdo con varios críticos y portales de internet, se sigue considerando una obra que puede competir y superar en calidad de argumento a cualquier obra de Disney o comedia romántica de este lado del charco.



Ninja Scroll (1993)



El Japón feudal, donde domina la espada y el oro, justo en el centro del peor momento entre guerras clandestinas por el poder político y del cambio radical en que sólo los fuertes sobrevivirán, esta Jubei, un guerrero sin amo y sin un rumbo fijo por la vida, quien guarda secretos de una vida anterior y que ahora recorre el país ofreciendo su espada como defensa, ya sea por dinero o de si la situación lo amerita, una causa justa que valga la pena. Una obra de los 90 que también consigue sobresalir por un guion muy simple, pero tan bien cuidado junto a su animación, que toma por sorpresa al espectador y logra cautivar por la manera de contar una historia de ninjas, un género que, en el resto del mundo, estaba muy ligado a la comedia involuntaria, pero aquí simplemente es espectacular.



Ghost in The Shell (1995)



Makoto Kusanagi, la líder de la Sección 9, un grupo de elite del gobierno japones en el 2029, está embarcada en lo que promete ser su misión más peligrosa e importante, rastrear y detener al Puppet Master, un hacker que usa sus conocimientos en los cyborgs modernos tanto de la vida normal como los que trabajan en el gobierno, los cuales usa para llevar acabo asesinatos y actos terroristas, pero en su búsqueda por detener al criminal, descubre una conspiración que va mucho más allá de simple arresto.

Colocada en la cultura popular a la par de Blade Runner en la ciencia ficción, lleva al espectador a detenerse a reflexionar un momento, pues muchos críticos han considerado que esta es la animación que abrió definitivamente las puertas a las películas de anime para todo el mercado occidental y considerarla el cyber punk de ciencia ficción definitivo, no es para menos. Su estética, su trama y la calidad de la animación fue un golpe increíble y que muchos fans siguen sosteniendo, que nadie ha podido igualar.

Tags: geek animes culto 90 películas