Cinco personajes perversos pero que no es fácil odiar

Hay personajes malvados que son muy buenos
No todos los héroes de las historias son seres perfectos, ni los villanos son personas malvadas por el simple hecho de serlo.

Lo curioso es que a veces hay personajes crueles, ruines, extraños y perversos, que no podemos odiar, o que odiamos amar, o que seguimos a pesar de todo lo malo que hacen.

En programas de series, estos son algunos ejemplos. ¿Tienen algún favorito?

Joe Goldberg en You





Es difícil odiarlo dado ese halo de romántico empedernido que le rodea; sus obsesiones sin embargo, son enfermizas, su control hacia el otro, despiadado, pero sabe bien disfrazarlo de carisma creíble.

Moriarty en Sherlock





Astuto y muy inteligente, es digno rival del detective más famoso del mundo. Juega a ganar y hará lo que sea por lograrlo, pero se le ve tan cómodo haciéndolo, que hay que admirar la tenacidad.

Mary Wardwell en Chilling Adventures of Sabrina





Una mujer que sabe lo que quiere y que ha decidido exigir aquello que se le prometió, el problema es que a veces afecta al otro con sus engaños. No podemos odiarla por sus principios, ahí el detalle.

Kilgrave en Jessica Jones





Su habilidad de obligar a otros a hacer lo que quería, definitivamente no podía resultar en nada bueno, pero el poder que le hacía dudar y lo aislaba, también abría a encontrar empatía hacia él.

Hannibal Lecter en Hannibal





Hay algo interesante y atrayente respecto a este asesino serial, caníbal y psiquiatra. Es una meticulosa maldad que llega a parecer tan brillante quizá, y que lo ha hecho un ícono en cine y tv.

Tags: CELEBSTARS