Siete de las parejas más inquietantemente disparejas de la televisión

Parejas disparejas hay muchas, y es que bien dicen que para el amor ‘no hay edad’. Pero por más que queramos enfocarnos en el romance entre estos personajes de televisión, la escandalosa distancia de edad entre uno y otro resultaba un tanto incómodo. ¿O no?

Aria y Ezra en Pretty Little Liars



La relación no sólo comenzó en el engaño, sino que ella técnicamente era aún menor de edad cuando se conocieron. Tomando en cuenta que después él se convierte en su profeso, todo esto la hizo problemática, especialmente para la audiencia. Un final feliz entre ellos fue no muy merecido.

Monica y Richard en Friends



Él era uno de los amigos del padre de ella, así que ella podría incluso ser su hija. Su romance fue de los más sólidos durante la serie, pero por lógica, como sucedió, estaban destinados a fracasar. En algún punto dijeron que ser de diferentes generaciones no les afectaba, pero no terminaron juntos.

Shelby y Puck en Glee



No hay forma de describir cuán inapropiada fue esta relación. Ella era la maestra, quien adoptó además a la hija que Puck tuvo con su compañera de escuela. De los muchos temas serios que Glee nunca supo manejar con seriedad, un adolescente saliendo con alguien mayor fue uno de ellos.

Mrs. Grundy y Archie en Riverdale



De las incontables bizarras trama que han aparecido en la serie, esta que quiso darle un giro controversial al asunto, con una relación entre un estudiante y su profesora, fue algo rara. No es que la diferencia de edad fuera abismal, es que se trataba de una ‘relación prohibida’.

Rosita y Abraham en The walking dead



Ese escenario distópico en que se desarrolla la historia no hace que la relación no levantara algunas dudas. Personas solitarias encontrándose, en la peor realidad posible, es quizá algo entendible, pero esta es de las parejas más disparejas que se han visto y quizá lo que menos salta es de echo la edad.

Hayley y Rainer en Modern Family



Entre que la actriz Sarah Hyland tiene de esos rostros por los que parece que no pasan los años, y que el actor que eligieron como su pareja, Nathan Fillion, en la vida real tiene 20 años más que ella, la pareja nunca hizo mucho clic. Incluso él le pide que se casen, pero la cosa por cierto, no procede.

Sansa y Petyr Baelish en Game of Thrones



La relación tiene varios grados de perversidad, pues Littlefinger en realidad estaba enamorado de la madre de Sansa. Su decisión de buscar su afecto, en una lógica de ‘si no la madre, la hija’, era entre obsesiva y despiadada. Afortunadamente Sansa supo darse cuenta y ser más lista.

Tags: CELEBSTARS