La Bella Muerte, un cómic de realismo mágico

Actualmente, el cómic de superhéroes en Estados Unidos esta en un estado un tanto delicado. Con las dos grandes editoriales batiéndose a duelos internos entre si mismos con eventos masivos que reinician todo o amenazas de posibles cierres (DC), como argumentos progresistas “realistas” que poco o nada interesan a los fanáticos que solo buscan entretenerse con un buen comic (Marvel-Disney), razón de mas por la cual mucho cómic en el terreno Indie esta brillando y con motivos de sobra. Entre libertades creativas y calidad artística, IMAGE comics (como otras) ha sabido aprovechar el estancamiento de los grandes y permitir que otras opciones tomen por asalto el mercado y gusto de los lectores de cómics, obteniendo una buena respuesta por parte de los fans. Uno de estos casos que esta sobresaliendo por encima del mercado usual, es LA BELLA MUERTE o PRETTY DEADLY, un título de genero western, que es aderezado con toques de horror gótico y una narrativa propia de una novela de suspenso. Un cómic bastante prometedor.



No hay justicia, solo Venganza



El viejo oste, a fines de la guerra de secesión de los Estados Unidos, aunque a la protagonista, Sissy, parece poco importarle los eventos que suceden en su país, de la misma manera que al país nunca le importo ella. Una chica de “talentos” especiales, mismos que le han servido para ir labrándose poco a poco una carrera como ladrona, justo lo necesario para sobrevivir en un mundo cada vez más caótico y violento. Ella viaja por la unión americana junto con un pistolero, el cual tiene un impedimento en la vista, pero que lejos de dejarlo ciego e indefenso, lo ha ayudado a volverse mejor con el gatillo. En uno de sus viajes y paraderos acostumbrados, la joven ladrona se roba “un tesoro” de suma importancia para un terrateniente, el cual resulta ser un viejo documento que nadie más debe de tener, lo que desatara una cacería humana contra la chica y su fiel compañero. Siendo perseguidos por una hermosa y despiadada asesina llamada Alice, la cual liderea a una de las bandas de mercenarios más peligrosas fuera de la ley, quienes en un inicio solo toman esto como un trabajo más, de no ser por que no son los únicos ahora detrás de Sissy, ya que el robo de la chica también ha provocado que el espíritu de la Venganza se lance a la búsqueda de la ladrona. DeathFace Ginny, una chica que es mitad humana, mitad la encarnación de la muerte en este mundo, también está detrás del objeto robado por Sissy, mismo que comienza a levantar sospechas del porque es tan importante recuperarlo y devolverlo a su dueño.



Ginny es hija de la mujer mas bella del mundo, secuestrada por su propio marido celoso para que nadie más en este mundo contemplara su belleza, a la cual encerró en un torreón para ocultarla del resto de la sociedad. Pero no pudo ocultarla de la muerte, quien se negó a llevársela y se enamoro de ella, procreando a Ginny, la cual ha caminado en este mundo entre los vivos y muertos, conociendo lo que hay aquí y lo que hay “más allá”, y por esto, sabe lo que Sissy tiene en su poder y que puede servir a su beneficio propio. Nada es lo que parece para nadie, sólo era un robo y listo, pero esto ha provocado movimientos de fuerzas que debían estar quietas y en paz.



Entre Dioses paganos de folklore americano e imaginación fúnebre



Creada por la escritora Kelly Sue DeKonnick, la cual ha sido elogiada por escritores de renombre en la industria del comic, como por el mismo Stephen King, por su historieta mágica y oscura, pero con los colores correctos. La Bella Muerte está llena de metáforas y alegorías a deidades del viejo folclor nativo de Norteamérica, así como de elementos sobrenaturales que, siendo justos, esperaríamos en otra clase de historietas, pero que así son llevados de forma tan natural como parte del guion, que desde el primer número el espectador queda enganchado con el misticismo de la narrativa. El arte, cuyo trabajo debía quedar al nivel del guion, quedo a cargo de la dibujante Emma Ríos, artista española que ha sido reconocida por su labor en Marvel Comics en trabajos pequeños de minis series y números sueltos, pero que aquí simplemente su dibujo logra brillar y sobresalir gracias a la libertad artística que Kelly Sue le otorgo. Hay viñetas que solo son sencillas para la narración, como hay escenas enteras que disfrutas con la lectura y debes revisar más de una vez para dejarse cautivar por los momentos de acción y magia, todo un deleite.



La bella Muerte, aunque en su momento no se resintió tanto su push, actualmente con las reediciones y recopilaciones de las sagas que conforman la serie, ha comenzado a recibir los elogios merecidos por parte de la audiencia, lo que ha hecho opacar seriamente a los cómics convencionales de estos días y que, como dato extra, ha puesto a las autoras nuevamente en la mira de las grandes compañías editoriales. La Bella Muerte ha cosechado bastantes premios y reconocimientos, es un cómic que vale la pena para refrescar tanto el genero del western y el horror, así mismo como si se es fan o no de alguno de estos. Aunque su lectura puede ser un poco densa y profunda en algunas páginas, no es un título pretencioso ni obstinado y cumple con su principal fin, entretenernos y es algo que logra completamente.

Tags: geek cómics bella muerte


Más de Ay Ojón