Tamir Rise, el niño que fue asesinado por policías al portar arma de juguete

La muerte de George Floyd despertó el enojo de millones de ciudadanos americanos y familiares de víctimas que perdieron la vida en situaciones similares.

Durante las protestas que se están llevando a cabo en todo el país, carteles y fotografías de otros afroamericanos muertos a manos de oficiales de policía han aparecido entre la multitud.

Uno de ellos es Tamir Rise, un pequeño de 14 años de edad que recibió dos disparos en el torso por parte de un oficial de policía de 26 años al sentirse 'amenazado' por portar una supuesta arma de fuego.

/media/top5/imsertpistola1jpg.jpg

El suceso ocurrió el pasado 22 de noviembre de 2014 en Cleveland, Ohio, donde la policía recibió un reporte misterioso de un 'hombre' apuntando un arma de fuego a los transeúntes de una zona residencial.

De acuerdo al reporte, la persona que lo denunció aseguró que la pistola era falsa, por lo que solo le alarmaba actitud misteriosa.

Al llegar al lugar, los oficiales Timothy Loehmann y Frank Garmback no dudaron en disparar a la víctima; tenían un minuto en la escena cuando dispararon.

Ninguno de los dos oficiales fue despedido, pues de acuerdo a las 'investigaciones' su reacción fue obligada al sentirse amenazados por 'desconocer' que el arma que llevaba en su bolsillo era falsa.

Tras varios meses de denuncias y exigencia de justicia, las autoridades locales indemnizaron con 6 millones de dólares a la familia del menor de edad.

A lo largo de los últimos años inconsistencias han salido a la luz, como que asegura que el oficial responsable, Timothy Loehmann, tenía problemas de salud mental, pero no aparecieron en la solicitud de empleo al ingresar a la policía.

Tags: George Floyd Tamir Rise Black Lives Matter


Más de Ay Ojón