Plaga de pollos salvajes invade Nueva Zelanda, tras librarse del coronavirus

Nueva Zelanda, que puede presumir de ser uno de los pocos países que ha conseguido librarse de la pandemia del COVID-19, se ve en problemas nuevamente debido a una plaga de pollos salvajes que han invadido diversas zonas, tras la cuarentena.

De acuerdo con el diario internacional de The Guardian, habitantes de la ciudad de Auckland, se han visto hostigados por la presencia de las aves salvajes, quienes han invadido huertas, jardines y otras áreas públicas.

Debido a las medidas que tomaron las autoridades del país, cerrando actividades y negocios, con el fin de detener la propagación del virus, se suspendió la reubicación de estas aves cuya presencia aumentó en 2019.

Pese a que su presencia resulta inofensiva para varios habitantes que incluso los alimentan, esto ha provocado que aparezcan otros animales como ratas, en búsqueda de las sobras de comida que dejan los pollos, sin contar los desastres causados en algunos jardines.



"Esto ha revivido las viejas discrepancias en la localidad. Algunos habitantes creen que las gallinas salvajes dan al área una apariencia pintoresca, mientras que otros lugareños los ven como una escena sacada de una película de Stephen King", detalló Greg Presland, presidente del consejo público de la región de Waitākere Ranges y quien está a cargo del problema de las aves.

Presland además detalló que este problema comenzó desde 2008, cuando un lugareño dejó a dos pollos en libertad, los cuales no tardaron en reproducirse. En 2019 se contaron cerca de 250 de estas aves en las calles.

Las autoridades del país ahora trabajan en un proyecto que consiste en capturar a los pollos para reubicarlos, sin la necesidad de dañarlos.

Tags: sucesos viral REDES SOCIALES pollos PLAGA nueva zelanda pollos salvajes


Más de Ay Ojón