¿Sabías que hay un 'Chernobyl en Latino América' y está en Chihuahua?

¿Cuántas historias, leyendas y documentales de Chernobyl en Ucrania no hemos visto en la tv o el Internet? El accidente nuclear más grande del mundo que ocasionó la evacuación de más de 300 mil personas y dejó una zona sin poder ser habitada hasta dentro de 20 mil años. Pero, ¿sabías que en México tenemos nuestra propia historia radioactiva?

Se trata del mayor accidente nuclear en el continente americano ocurrido dos años antes de la tragedia de Chernobyl en 1984 en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Todo comenzó en el Centro Médico de Especialidades de Ciudad Juárez, donde en 1977 se adquirió una máquina de radiación para tratar a pacientes con cáncer, misma que pesaba 100 kilogramos y contenía una bomba de Cobalto-60 ( isótopo radiactivo sintético).



Siete años después al no contar con capacitación óptima para tratarla y utilizarla en los pacientes, el médico en jefe le solicitó al trabajador de mantenimiento, Vicente Sotelo que se la llevara para venderla.

Sotelo con ayuda de uno de sus amigos cercanos decidieron llevarla a un yonque para venderla por kilo al contener una gran cantidad de metal; al destruirla para entregar las piezas rompieron el corazón con el Cobalto-60 y durante el viaje a la venta derramaron más de 6 mil balines de 1mm por toda la ciudad.

Además, dejaron una gran cantidad esparcida en la van blanca que utilizaron para transportarla, por lo que el vehículo también representó un peligro para la colonia Altavista, pues tras el viaje, la batería de la camioneta fue robada y se quedó estacionada por varios meses, estando al alcance de adultos y niños habitantes de la zona.

Aceros de Chihuahua S.A. (Achisa) y la maquiladora Falcón de Juárez S.A. fueron los encargados de fundir el material y comercializarlo por varios estados, hasta enero de 1984 cuando un camión que se dirigía a Nuevo México con varillas hechas de este material detonaron los detectores radioactivos del laboratorio nuclear en Los Alamos.

Tras enviar la alerta a México e identificarse el origen del ‘derrame’ nuclear, el director del hospital amenazó a Sotelo y a su amigo, obligándolos a firmar un documento donde ‘confesaron’ haber robado el artefacto.

Se estima que más de mil toneladas de varillas se fabricaron con Cobalto-60 por lo que se desconoce la cantidad exacta de afectaciones que ocasionó en personas.

En Sonora y Estados Unidos se reportaron centenares de casa construidas con estas varillas.

En cuanto a la colonia donde se encontraba la camioneta con materila radioactivo, las autoridades tuvieron que hacer exámenes de sangre constantemente a sus habitantes para descartar daño o enfermedades a causa del material nuclear.

Tags: nuclear Chihuahua chernobyl