Parásito en el agua deja ciega de un ojo a una mujer

Se infectó al colocarse los lentes de contacto con las manos mojadas
Una mujer de 24 años que vive en Edimburgo, quedó ciega de un ojo por un parásito que se encontraba en el agua del grifo.

Charlotte Clarkson contrajo la infección durante un viaje a Canadá, cuando, al colocarse sus lentes de contacto, lo hizo con las manos mojadas, que se acababa de lavar.

A la mañana a siguiente su ojo derecho estaba irritado y días después se puso rojo e inflamado, recoge el Daily Mail.

Un especialista le dijo que era por un orzuelo, pero cuando el dolor se intensificó, Clarkson fue con otro médico, que confirmó el diagnóstico y le recetó gotas.

El problema se fue agravando, así que la joven fue con un tercer oftalmólogo, que le diagnosticó queratitis, causada por el virus del herpes; pero el tratamiento que le recetó tampoco funcionó.

La situación de la joven empeoró y eventualmente fue hospitalizada. Al saberse que usaba lentes de contacto y que habían estado expuestos al agua, se pensó que podía padecer queratitis por Acanthamoeba, una enfermedad en la que ese tipo de ameba penetra en la córnea del ojo.

Seis meses después, otra prueba a su córnea confirmó la infección del ojo derecho con la ameba Acanthamoeba. Debido al dolor que le causaba la luz, Clarkson debió permanecer en casa por tres meses, pero tras el tratamiento, ahora se recupera exitosamente.

"Sabía que era peligroso bañarse o nadar con lentes de contacto, pero no tenía idea de que incluso un contacto mínimo con el agua podía tener consecuencias tan desastrosas", cuenta ella.

Tags: agua parásito lentes contacto ceguera