Muere de cáncer tras que sus doctores le dijeron por años que era otra cosa

Durante cuatro años le aseguraron que tenía hemorroides
Lucy Ogilvie fue mal diagnosticada por años y sus doctores le insistían que tenía hemorroides, cuando en realidad la madre de 40 años padecía cáncer en el intestino.

Ogilvie, que vivía en Londres, falleció en septiembre pasado por complicaciones de su enfermedad, detectada acertadamente finalmente en 2019, cuando el cáncer ya se encontraba en fase cuatro y se había expandido a otros órganos, informa The Daily Mirror.

"En los días previos [a su muerte] hubo varias complicaciones, como presión sanguínea baja y fallo del hígado, entre otras, que, finalmente, condujeron a la pérdida de conciencia. Sencillamente, su cuerpo no pudo superar los golpes constantes", comentó el marido de Ogilvie, Iain, en su página de GoFundMe, que habían abierto para recaudar fondos para pagar los gastos médicos del tratamiento.

La mujer acudió inicialmente a un médico general, que le dijo que tenía hemorroides. "Tuve sangre en mis heces, pero cada vez me decían que eran solo unas hemorroides", confesó ella en una entrevista antes de morir. "O bien los médicos generales no creen absolutamente que las personas jóvenes pueden padecerlo, o hay algo relacionado con los costes, porque parece sencillamente tonto no dejar a la gente que se haga pruebas en el momento adecuado", recalcaba.

Eventualmente Lucy notó una hinchazón y un dolor en la parte inferior del abdomen. Esto dio pie a que le hicieran otras pruebas médicas, que sacaron a la luz el tumor, sólo que para entonces ya era demasiado tarde y no le dio esperanza de vivir más allá de 2021.

Tags: cáncer hemorroides diagnóstico médico


Más de Ay Ojón