¿Qué dice la ciencia sobre los fantasmas y espíritus?

No creerás que los cazafantasmas podrán ayudarte, ¿o sí?
Durante varios siglos, la humanidad ha creído que no son los únicos habitantes del mundo material, uno que estaría habitado por espíritus, como los fantasmas, o fenómenos paranormales, como las manifestaciones del más allá. Si hay algo que sabemos es que muy pocos han tenido esas experiencias, pero vaya que han servido para aterrar a los demás.

Para responder a estos misterios, algunos han recurrido a la ciencia para saber de una vez por todas si los fantasmas existen, o por qué se manifiestan de vez en cuando y cuando sucede no parece ser real. Está claro que los científicos no creen en su existencia, pero tienen sus razones para hacerlo y no podemos dejarlas pasar desapercibidas.

Una de ellas es que, la creencia de que existen los fantasmas tomó fuerza en la era Victoriana, en la se llevaba a cabo un tipo de espectáculo a manera de entretenimiento en el que se simulaban eventos paranormales, entre ellos la comunicación con los muertos y la presentación de actos de ilusión en los que aparecían supuestos fantasmas.

Ahora, pasando del entretenimiento del mundo antiguo a la realidad del mundo actual, se han ideado diferentes teorías y formas de darle una acepción a la palabra “fantasma”. Dicho de otra forma, nadie se pone de acuerdo y se refieren a ellos como seres inmaterializados, quienes pueden atravesar las paredes, pero hay algo que no queda muy claro.



Muchos creen que los fantasmas son resultado de un cambio de energía, pues como todo mundo sabe que “la energía (y la materia) ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”. Es decir, cuando morimos nuestra energía se convierte en algo más. O nos convertimos en fantasmas, o simplemente en alimento para los organismos descomponedores.

Sí, pero hasta aquí no nos hemos explicado por qué si nos convirtiéramos en fantasmas y fuéramos seres inanimados que no pueden interactuar con el mundo real, ¿por qué los espectros suelen llevar ropa y en ocasiones se les ha visto en carreta jalada por caballos? Esa es la lógica de los que creen en su existencia, pero la ciencia ayuda a contradecirlo.

Finalmente, la única explicación que existe sobre la creencia en fantasmas y espíritus es que nuestra mente juega con nosotros, como sucede con la ouija y de la cual ya hablamos en una nota anterior. Para demostrar que se trata sólo de nuestra mente, se llevó a cabo un experimento.

Los participantes debían hacer movimientos con la mano mientras sus ojos estaban tapados. El movimiento que ellos hacían era reproducido por otro robot situado frente a su espalda. Hasta ese momento sabían que alguien hacía lo mismo que ellos con su mano, pero todo cambió cuando ese movimiento era atrasado y alterado, ya que no podían predecir el movimiento.



Al final de cuentas, los participantes se sintieron agobiados -por no decir que aterrados- ante el resultado de un experimento sencillo que explica cómo responde nuestro cerebro a las estímulos más instintivos, incluyendo aquello que se puede ver o escuchar.

Tags: ay nanita fantasmas ciencia

73


Más de Ay Ojón