Cuando buenos carteles significan malas películas

Ves el póster de película y te emocionas por las posibilidades, son los nombres, las imágenes, la intriga que entra a tu mente a partir de lo que tus ojos ven pero, a veces el trabajo de diseño sobrepasa al cinematográfico.

Ya ha pasado, que cuanto el cartel es muy bueno, sólo es para engañarnos a ver una película que, resulta, no lo es.

2012

La imagen nos habla de caos total y cualquiera estamos puestos cuando se trata de un festín de efectos especiales y apocalipsis como entretenimiento. ¿Cómo no emocionarse con ese póster (y sumarle además a la historia la idea de las profecías catastróficas que sucederían en 2012)? Lo malo es que la película no se lo tomó en serio y resultó en una exageración risible con personajes patéticos. Ni modo.

Babylon A.D.

Parecía una combinación perfecta: Vin Diesel, ciencia ficción, acción y una superproducción detrás del proyecto. Un futuro, un héroe y su lucha por la supervivencia (y/o salvar al mundo), que es lo que nos dice el cartel. Resultó que la película, bueno, la película quedó en el olvido, así de sencillo. Eso pasa cuando el póster parece hablar de ciencia ficción en serio y la historia decide ir por el camino de la ciencia ficción caricaturesca.

El fin de los tiempos

Cuando nos acostumbrábamos a que el director M. Night Shyamalan nos ofreciera generalmente relatos intrigantes con giros sorpresivos y espectaculares, entonces llegó esta película. El cartel no es nada malo, por lo menos nos lleva a preguntarnos ¿qué es lo que está pasando? Que sin duda nos hará preguntarnos sobre lo sobrenatural o bizarro detrás de la historia de misterio que la película puede ser (extraño comportamiento entre la gente que lleva a suicidios masivos). Personajes molestos, cero respuestas y un final más absurdo y risible que serio fue lo que eventualmente llevó a que la gente calificara la historia como una pérdida de tiempo.

Invasión

Lanzada en 2007, esta es la cuarta (¡la cuarta!) adaptación de la historia de Jack Finney titulada “Invasion of the body snatchers”. Algunos sabían de qué iba la historia, otros no (seres extraterrestres sustituyendo humanos), pero el póster (que lee: No te duermas. No vayas a casa. Te encontraré. Mamá.) por lo menos deja una duda suficiente para interesarse en el tema. El resultado, claro, fue una película acartonada y boba que no cumple.

Knowing

Mejor conocida como “Presagio”, el cartel de esta historia es básico pero preciso: la destrucción de la Tierra y el código que a partir de ello se desprende. Eficiente; sabemos que la película puede tener un poco de conspiración, drama, lucha por la supervivencia y elementos de ciencia ficción. Lamentablemente algo salió mal, porque la película (predicciones numéricas del fin del mundo enterradas en una cápsula del tiempo escolar) resultó quererse tomarse todo muy en serio todo el tiempo, lo que no empataba con los constantes absurdos del desarrollo que sólo hacían un desorden caótico; o sea, mal.

La casa de cera

Este remake de 2005 de una película de 1953 tenía claro lo que quería, llegarle al público meta con un poco de entretenimiento y horror. El póster llamaba la atención y nos hacía imaginarnos si se iba a tratar de una película de miedo escalofriante, pero, resultó que no; y a lo mejor debimos verlo venir desde que supimos que Paris Hilton era parte del elenco principal.

Max Payne

Basada en el videojuego homónimo, el cartel funciona bastante bien, entre el tipo de estampado de imagen y su ángulo hasta la presencia del detective y la ciudad a fondo. Pero momento, esas son de las pocas cosas buenas relacionadas con esta adaptación. No es que la película sea un desastre (aunque eso sí, no es muy buena), es que resultó bastante decepcionante para los fanáticos de los videojuegos cuando se comparan ambas plataformas (videojuego-película).

Pulse

El título en español es más claro, “Puerta del infierno”, que se complementa con un cartel que ya nos da una idea de lo terrorífico que los personajes están a punto de enfrentar. Qué amante del género no vería una película donde seres del más allá (o por lo menos gente muerta) arrastran a una persona viva a su mundo. No sólo la película resultó ser un remake nada bueno en relación con su original japonesa, es que el desempeño mismo de la historia resultó vacío y cliché.

Star Wars Episodio 1: La amenaza fantasma

De entrada, era como que no había forma de perderse esta película. La expectativa crecía, una nueva trilogía de este universo legendario a punto de llegar a nuestras vidas. El proyecto prometía, la historia prometía, el corto prometía, el póster prometía…. la película sin embargo, quedó corta. Tal vez todos imaginábamos que la historia origen de Darth Vader (basándonos además en la imagen del cartel) sería un poco más espectacular.

Terminator: La Salvación

¿Hay algo bueno que decir de esta película de 2009? La palabra Terminator en realidad ya es (o era) suficiente para llevarnos al cine y el póster, en este caso, es bastante ingenioso: terminators, caos, destrucción, el día del juicio final. Luego llegó la película a las salas de proyección y nos dimos cuenta que sí había formas de echar a perder esta saga y esta historia era la prueba.

Tags: series películas Carteles carteles de películas

3


Más de Ay Ojón