El pelaje de animales e insectos multiplica su piel hasta 100 veces

Mientras más pelaje, mayor el nivel de suciedad
La mayoría de los animales e insectos tienen pelo, demasiado para ser cierto, algunos con miles de cabellos que pueden verse a simple vista y otros sólo bajo la lupa, ya que su cuerpo increíblemente pequeño alberga varias centenas de estos filamentos.

Tal vez te preguntes por qué animales e insectos tienen tanto pelaje, pues además de ayudar a mantenerlos calientes evitan que la suciedad llegue a su piel, pero con un gran sacrificio. Para que tengas una idea, su cabellera llega a almacenar tanto polvo y polen como para hacer que su pelaje multiplique hasta 100 veces la superficie de su piel.

Este descubrimiento fue resultado del estudio realizado por el profesor David Hu y el ingeniero Guillermo Amador a 27 mamíferos e insectos, investigación que tuvo como objetivo conocer la forma en que los animales se limpian y cómo sus técnicas pueden ayudar al desarrollo de tecnologías de limpieza avanzadas.


La extensión de su pelaje



La cabellera como tal no sería tan extensa si no fuera por la suciedad, y si no pregúntenle a una abeja, la cual llega a tener 3 millones de pelos, lo mismo que una ardilla; o bien, a una pequeña mariposa que en su pequeño cuerpo tiene cerca de 10 mil millones de cabellos, tantos como una polilla. Nuestra cabeza no podría compararse, ya que tiene alrededor de 100 mil cabellos.

Por ejemplo, el pelaje de las abejas con todo y suciedad llega a tener la superficie de un pan tostado, mientras que el de un gato alcanza la superficie de una mesa de ping pong. Por si fuera poco, la suciedad acumulada en la cabellera de una nutria es tan extensa como una cancha de hockey.



¿Cómo hacen para limpiarse?



Estos animales desafortunados usan técnicas para limpiar el polvo acumulado en su pelaje. Mientras algunos deben asistirse con miembros de su cuerpo, otros ni siquiera tienen qué gastar energía para deshacerse de la suciedad, algo que el profesor Hu llama “limpieza renovable”.

Las abejas usan una especie de apéndice con cerdas para retirar el polen de su cuerpo y ojos. Las moscas de fruta usan el tórax y el cabello de su cabeza para catapultar a más de 500 veces la velocidad de la gravedad de la Tierra el polvo fuera de su cuerpo. Los perros se sacuden tanto como pueden, aprovechando cuando están mojados.

Por otra parte, tenemos a los animales que no requieren limpiarse, ya que esto sucede por sí sólo. Los que tienen pestañas son protegidos de corrientes de aire y del polvo que pueden llegar al ojo, y ni siquiera tienen qué limpiarse. Las cigarras con sus puntas afiladas en las alas hacen explotar cuando vuelan a las bacterias del aire como globos sin ensuciarse tanto.



Limpieza renovable para tecnología renovable



Si te preguntas cómo pueden aplicarse estos descubrimientos en nuevas tecnologías, piénsalo un poco más, ya que las técnicas de limpieza renovables pueden implementarse en un sistema automatizado que requeriría el mínimo gasto de energía. De crearse, podría aplicarse en robots espaciales visitantes de planetas llenos de polvo, e incluso drones.

Hasta no verlo, no creerlo, pero se requerirán más investigaciones para comprender en su totalidad dichas técnicas de limpieza.

Tags: animales peludos ciencia wow

22