Cuando la política se hace con... el sudor de sus cuerpecitos

El político tiene una posición privilegiada en nuestro país, tanto que muchos aspiran a estar por lo menos en una humilde nómina, para de ahí aplicar la clásica de “a-saltar-por-el-hueso” y volverse de un líder popular a un popular administrador de la riqueza de este país.

Este poder les hace realizar acciones de importancia para el crecimiento de la nación, pero en más de una ocasión ellos encuentran un espacio, que la ley les permite, para dejarse llevar por sus bajas pasiones y volverse, también, en playboys sentados en curules.

Aquí unos casos de los funcionarios más candentes de la escena política.

“Pancho Cachondo”

Cuando en el Partido Acción Nacional buscó quitar un poquito el “tufo” de moralmente respetable y le entró a una supuesta “modernidad” entre sus filas, apareció el joven diputado yucateco Francisco Solís Peón. Pocos reconocen este nombre, pero cuando alguien menciona es “Pancho Cachondo” todos levantamos la cejas como para decir si lo conozco pero cambiemos de tema. Él se autonombró “Diputable” por su exquisito gusto por asistir a los despachos Con “Table Dances”. Desató la polémica cuando en la revista Cambio apreció en una fotografía mostrando su masa corporal y solo vestido por el logotipo del PAN en la parte de adelante. Eso fue motivo suficiente para que le pidieran el logo y le dijera adiós a su diputación en la Asamblea Legislativa del DF. Aquí un video de sus recorridos a estos sitios de solaz esparcimiento.

El Insaciable Gutiérrez de la Torre

El antiguo líder del PRI en el DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, se convirtió en noticia nacional cuando el grupo de investigación de Aristegui Noticias presentó la forma en cómo le contrataban chicas para que le bajaran la temperatura a “sus pasiones”. Según se informó, su equipo de trabajo conseguía a chicas con ciertas características, primordialmente que se vieran bien en minifalda y sin ella, para que acompañaran al líder “escultural”, versión Botero, a diferentes eventos y si tenía antojo el señor pues que se lo “quitaran”. Aún el caso está abierto en los juzgados y ya el PRI lo quitó de su puesto, aunque no lo borró de su mente.

Una fiestecita sin igual

Reporte Indigo presentó un video en donde algunos panistas, que se encontraban en la reunión plenaria del grupo parlamental del PAN en Puerto Vallarta, se organizaron una fiestecita con cualquier mexicano promedio, en una mansión, con muchas botellas de alcohol del bueno y chicas que los acompañaron para quitarles cualquier presión por el extenuante trabajo de esos días. En el video aparecen el excoordinador de los diputados federales panistas, Luis Alberto Villarreal; el coordinador de Enlace Parlamentario del PAN, Alejandro Zapata Perogordo, cuatro legisladores de diferentes estados y el secretario técnico de la bancada en San Lázaro. Ellos argumentaron que era una fiesta “privada”, así que no debimos haberla conocido. Que se hizo en su tiempo de libre, en la mañana discutían la reforma energética y en la noche echaban toda su energía contenida. Y por último la culpa fue de “Pancho Cachondo” que les enseñó el camino de la perdición”.

El Gober Precioso

Cuando la periodista Lydia Cacho presentara una investigación donde señala al empresario Kamel Nacif como parte de una red de prostitución infantil, Mario Marín, gobernador de Puebla en ese momento, se ganó el mote del “Gober Precioso” luego de que salieron a la luz públicas las conversaciones que tuvo con el empresario señalado y donde se felicitaban luego de la detención de la periodista en Cancún. Esa no fue su única llamada filtrada, sino que también salieron varias conversaciones del “galán” con una chica edecán de 17 años llamada Jessica Z, con la que le gustaba descargar todas sus penas o no sé qué tipo de descargas le aplicaba. A pesar de esto, el “Heroe de la Película, papaaá” sigue como si nada.

Tags: Escandalo politicos Mexico hombres mujeres

9