NASA lanza sonda para investigar peligroso asteroide que se acerca a la Tierra.

El cohete Atlas V de la NASA despegó hoy de la base de Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.), con la sonda espacial Osiris-Rex rumbo al asteroide Bennu, cuya trayectoria puede suponer un peligro para la Tierra.

El cohete no tripulado despegó sin percances a las 19.05 hora local (23.05 GMT), la hora prevista inicialmente, y se espera que la sonda regrese a la Tierra de aquí siete años tras cumplir su misión en Bennu.




Osiris-Rex recogerá muestras de la superficie rocosa de Bennu y las traerá de vuelta a la Tierra para que los científicos puedan analizarlas en detalle y descifrar nuevos misterios del origen del Sistema Solar y de la vida en nuestro planeta.

Según la NASA, Bennu es un cuerpo celeste especial porque entra dentro de la categoría "B" de asteroides, aquellos con una formación "primitiva" que tienen una composición rica en carbono y apenas han cambiado desde la formación del sistema solar hace aproximadamente 4.500 millones de años.

Otro de los objetivos de la sonda Osiris será estudiar las características de Bennu, su forma, su tamaño, su masa y su órbita, que es casi circular y se acerca a la Tierra cada seis años.

La NASA incluye a Bennu en su grupo de Asteroides Potencialmente Peligrosos (conocidos como PHA por sus siglas en inglés), aquellos más cercanos a la Tierra y que, en el caso de Bennu, significa que tiene una posibilidad de entre 2.700 de impactar en la Tierra en algún momento entre 2175 y 2199.

La sonda tiene suficiente nitrógeno para hacer tres intentos y recoger muestras, cuyo peso oscilará entre un mínimo de 60 gramos y un máximo de 2 kilogramos, según la NASA.

Una vez recogidas las muestras y guardadas en una cápsula, en marzo de 2021, comenzará el viaje de regreso a la Tierra, a donde llegará dos años y medio más tarde, en septiembre de 2023.

La cápsula que contiene las muestras abandonará a la sonda para entrar en la atmósfera, desplegará un paracaídas y aterrizará en medio del estado de Utah, donde un futuro equipo de la NASA recopilará los materiales espaciales para estudiarlos durante al menos dos años, entre 2023 y 2025.









AGENCIAS

Tags: bennu atlas V osiris-rex nasa

2


Más de Ay Ojón