Siete portadas de revista que dieron mucho de qué hablar

Cuando una persona famosa aparece en la portada de una revista, muchos son los beneficiados
Gracias a la publicidad, el dinero ganado y la oportunidad del espacio para hablar de sus proyectos, la persona en cuestión, pero también la publicación en sí, que gana ventas de acuerdo con la popularidad de la persona pública y aquello que dice en su entrevista, e incluso la gente, que tiene la oportunidad de leer y mirar fotografías exclusivas referentes a esa persona de la que quieren conocer más.

Una portada dice mucho, es la carta de presentación visual del producto. Muchas veces escogemos un libro de la estantería según nos llame la atención la imagen que aparece en su portada y lo mismo sucede con muchas revistas, porque esa imagen es su identidad, por lo menos por el tiempo que permanezca a la venta.

Estas publicaciones, sin embargo, cayeron más en la polémica que en la celebración. Por distintas razones dieron mucho de qué hablar y lo peor es que no siempre en positivo.

Melania Trump en Vnity Fair México

No tenía mucho que el magnate Donald Trump había asumido el cargo como presidente de Estados Unidos. De paso, tenía sólo unos días que había reiterado su decisión de construir el muro fronterizo entre su país y México. Entonces, justo en medio de la polémica, su esposa Melania apareció en la portada de la revista Vanity Fair, para México.

Kim Kardashian en Paper

En Diciembre de 2014 Kim apareció desnuda en la portada de la revista Paper. Las imágenes le dieron la vuelta al mundo. Era una combinación entre el revuelto alrededor del tema de la desnudez y la propia edición creativa de la sesión de fotos: Kim dentro de una copa de vino o Kim abriendo una copa de champagne con sus manos y sosteniendo la copa de vino con sus pompas. La imagen fue copiada, reproducida, mofada, criticada y hasta celebrada, de todo.

Brtiney Spears en Rolling Stone

La primera portada que la cantante logró en la revista Rolling Stone resultó ser de lo más controversial. Britney era ya toda una estrella pop, con una imagen muy provocativa, pero al momento de tomarse estas fotografías, aún tenía 17 años. No sólo algunos saltaron de sus asientos diciendo que no era el tipo de modelo a seguir que querían para sus hijas, sino que además, la cantante estaba demasiado joven para estar haciendo esas poses.

Caitlyn Jenner en Vanity Fair

La portada de Caitlyn era más que nada, una celebración, una persona transgénero abriéndose al mundo, pero esto no evitó la controversia. La publicación salió a la venta en junio de 2015. Era de las primeras veces que veíamos el cambio por el que había atravesado Bruce Jenner para convertirse en Caitlyn, dando pie a hablar sin restricciones de la experiencia y dando confianza, con su portada de revista, a muchas otras personas que han vivido lo mismo.

Ellen Degeneres en Time

En 1997 ser gay, ser abiertamente gay, no era algo ni tan común ni tan bien visto. Que una personalidad pública del medio aceptara pública y abiertamente sus preferencias sexuales causó entonces mucho revuelo. Ellen decidió hacerlo a través de una publicación, la revista Time, haciendo algo que hasta entonces no tenía precedentes, pero que abrió así el camino para que el mundo entero se aventurara a hablar del tema con más libertad.

Demi Moore en Vanity Fair

Cuando en 1991 la actriz Demi Moore apareció embarazada, y desnuda, en la portada de una revista, la gente, o por lo menos mucha gente, quedó con la boca abierta. No era algo común, más que la desnudez, ver el cuerpo de una persona embarazada desnuda. No es que la imagen en sí fuera algo raro de ver, es que era algo raro de ver en la portada de una revista y por tanto, llamó mucho la atención en su época.

‘La princesa Diana’ en Newsweek

El príncipe William y Kate Middleton se casaron en 2011, 14 años después del fallecimiento de la Princesa Diana de Gales. Ese mismo año Newsweek decidió hacer una portada en la que aparece la imagen de Diana como ellos creen que se hubiera visto de no haber muerto y estar cumpliendo sus 50 años. Por supuesto, muchos creyeron que la sola idea de imaginarlo era de lo peor, pero ponerlo en una portada, era algo de mal gusto.

Tags: portadas revistas wtf wow sensuales chisme gossip wow 77

25


Más de Ay Ojón