La policía le dio una segunda oportunidad

Ahora es tremendamente feliz
Este perrito llamado Murray vivió en el Northeast Georgia Animal Shelter después de ser rescatado. La directora del lugar, Tammie Jourdanais dijo al ABC News que encontraron a este pequeño en un estado deplorable: tenía algo en su cola, y le faltaba la mitad a una de sus orejas, además se encontraba vagando solo por las calles:

“Él era un cachorro muy miedoso y nervioso (…) al comienzo no le gustaba socializar, pero fuimos trabajando con el gradualmente, le dimos mucho amor y atención”.

Afortunadamente, Murray fue llevado a Alcovy Pet Rescue donde una familia se hizo cargo de él y lo mejor de todo es que descubrieron su propósito de vida.

Resulta que el perrito tenía habilidades innatas para buscar comida, lo cual significa que cuenta con un olfato mucho más desarrollado que otros animales. Para explotar aún más sus dones lo llevaron a una escuela de animales donde tuvo la oportunidad de entrenar y trabajar en el aeropuerto de Atlanta.

Este mes de marzo cumplió un año de preparación y se convirtió en uno de los trabajadores más respetados y valorados en el aeropuerto; las autoridades pensaron que le costaría adaptarse, pero fue todo lo contrario. Además de trabajo, familia, ambiente laboral ameno, este bebé recibe un montón de cariño.

Tags: peludos perro policia

8