La vida le dio una segunda oportunidad

Muchos donaron a su causa
Esta perrita llamada Puffy perdió la movilidad de sus dos patas traseras en un accidente de tránsito. Sus dueños, Michael y Danielle habitantes de Reino Unido, llevaban una vida muy feliz, hasta que el desafortunado incidente dejó a Puffy sin la posibilidad de volver a caminar.

Intentaron de todo, pero sin lograrlo. La perrita fue a rehabilitación, le dieron tratamientos y todo parecía caso perdido hasta que acuedieron al equipo veterinario especialista en traumas Fitzpatrick Referrals y allí propusieron el uso de una andadera trasera que costaba 1600 dólares.

Debido al bajo presupuesto de la pareja, decidieron publicar su historia en Newbury Weekly News para poder recaudar fondos y darle a Puffy una vida normal, para su suerte lo lograron.

Muchas personas de buen corazón, se conmovieron con el caso y donaron y donaron hasta lograr el objetivo.

Esta perrita ahora es muy feliz como antes y puede volver a correr con ayuda de su sillita de ruedas.

Tags: peludos perrita silla

229